Entradas

EL KUSILLO (II PARTE) ANÁLISIS SOBRE LA CONSTRUCCIÓN SIMBÓLICA Y RITUAL DEL PERSONAJE.

Imagen
Motivo de discusión y análisis es el personaje del k´usillu, ya habíamos mencionado que este es parte infaltable en danzas como los sikuris, pulis, Q’arapulis, tintiwakas y waka wakas, conocido como k’usillu, kusillo o simplemente cusillo, es definitivamente un personaje que forma parte de la identidad de los pueblos altiplánicos y en aras de profundizar sobre el tema y promover más su difusión, consideramos que todo aporte es sin lugar a dudas un granito de arena que nutre nuestra cultura y nos lleva a seguir indagando más sobre los secretos aún no revelados de las prácticas culturales y artísticas de aquellos pueblos que atesoran manifestaciones de la cultura viva que por herencia nos corresponde. En ese entender citamos al cronista Guaman Poma de Ayala quien exactamente escribe en 1615: “Tanbién auía truhanes que le llamauan sauca rimac, cocho rimac; éstos eran yndios de Guanca Bilca. Tanbién auía farsantes; a éstos les llamauan llama llama, haya chuco [llama, llama, sombrero picant

LA LLAMERADA DESDE LA CONSTRUCCIÓN DEL CUERPO PARA LA DANZA

Imagen
  Por. Alfredo Fuster. Desde la antigüedad el hombre del altiplano dependía de cuevas y abrigos para sobrevivir a las inclemencias del frígido clima grabando en sus interiores de manera rudimentaria episodios de sus primigenias actividades que desarrolló a través del tiempo, hoy denominadas arte rupestre donde se plasman actividades relacionadas con la caza y las primeras técnicas de pastoreo que aplicaron con los camélidos originarios de esta zona. De estos lugares existe evidencias en todo el altiplano puneño principalmente en: Corani, Macusani, Ccapalla, Salcedo, Lampa y muchos otros lugares que lamentablemente se encuentran abandonados y algunos otros profanados por gente de mala fe y con un divorcio absoluto de todo aquello que tiene que ver con nuestra   cultura y   patrimonio. La relación del hombre con los camélidos no solo fue necesaria para el uso de su carne o fibra a fin de satisfacer sus necesidades y supervivencia, en la economía fue de vital importancia, como se

EL KUSILLO

Imagen
José Portugal Catacora menciona en su libro Danzas y bailes del Altiplano que el hombre altiplánico conoce al mono mediante un personaje que solía recorrer los pueblos de la sierra, "era un adivinador de la suerte o el suertero quien lleva consigo una jaula con un monito, un organillo pequeño y una caja, especie de un archivador de fichas, con unas hojitas de papel donde están escritas la suerte de la gente".  Del significado de la palabra Kusillo, citamos el diccionario de Juan Luis Ayala Loayza, publicado en 1988 quien escribe de la palabra aymara "K'usillo: mono. Se dice también al zalamero y chistoso. K'usillusiri: Hacer monadas, hacerse el gracioso. Jocoso." En el vocabulario del sacerdote Jesuita Diego Gonzales Olguin menciona que la palabra Kusillo tiene significado tanto en el quechua como en el aymara referenciando que esta significa Mono. En tanto la historiadora e investigadora boliviana Teresa Gisbert hace referencia en un estudio sobre la presen

CUERPO Y ESTILO EN EL CAPORAL URBANO

Imagen
No hemos dejado nuestra investigación sobre la influencia de la danza de los caporales en la ciudad de Lima, sobre todo sus procesos de cambios, siempre partiendo de los antecedentes, referencias y testimonios valiosos que hemos recogido de un número de agrupaciones de larga trascendencia y que han logrado posicionar un estilo propio dentro del ámbito del caporal urbano, el objetivo fue el de obtener pistas que nos permitan construir un diagnóstico objetivo a partir del análisis de la construcción del cuerpo y los patrones del movimiento aquellos que logran forjar un estilo propio, los mismos que mantienen diálogo constante con la cultura y el medio urbano en el que se desarrollan tanto el cuerpo y las corporalidades en una diciplina que los construye para ser exhibidos en determinados escenarios donde lo híbrido permite esa amplitud creativa corpo-espacial del que hacen gala.  Como ya hemos mencionado existe un caporal urbano al que se le denominando curiosamente como "saya"

UNKAKOS, JUEGO RITUAL Y CUERPO TÓTEM

Imagen
El domingo de carnaval en la comunidad originaria de Pacaje se realiza una celebración importante donde los alferados encargados de esta actividad reciben a los pobladores quienes acuden a las casas en calidad de visitantes, con el transcurrir de la noche los músicos realizan melodías de invocación y celebración, todos los invitados pijchan la coca y beben esperando la llegada de los danzantes Unkakos, es el día donde se danza hasta el amanecer y se realiza un juego ritual de mucho contenido simbólico. La pareja de danzantes, luego de ser ataviados con sus Unkarinas y demás elementos, asumen la identidad de un espíritu protector con el propósito de lograr arrebatar al alferado, el toro elaborado de llijta que este mantiene en su resguardo; el juego ritual inicia con una parodia donde se representa una corrida de toros, los personajes que intervienen hacen una clara sátira a esa costumbre traída por los españoles, luego el unkako intentará robar un poco del toro que atesora el alferado,

EL CAPORAL Y EL CUERPO EN LA DANZA.

Imagen
Cuando se habla de “ensayar” para ejecutar una danza, comúnmente se recurren a mecanismos que programan el cuerpo mediante repeticiones sistemáticas de movimientos preestablecidos asignados a una determinada danza; la mayoría de elencos y conjuntos realizan una constante instrucción para desarrollar factores como la resistencia física, dosificación de energía y la tan ansiada simetría grupal, todo ello con miras a un objetivo específico regido bajo estándares estéticos en el que no se toma en cuenta el subconsciente que emerge durante la ejecución de la danza y la interpretación, empleando el vehículo de comunicación del ser humano, el cuerpo y el movimiento. En la danza de los caporales, la preparación del cuerpo y su interacción grupal en relación a la ejecución coreográfica mantendrá particularidades que son necesarias detallar, para los conjuntos que ensayan todo el año con miras a su posterior peregrinaje a Puno, el desarrollo danzario está determinado por experiencias que este pe

EL DIABLO Y SUS DIABLADAS

Imagen
  A propósito de la declaración como patrimonio de la nación a la danza Diablada de Puno, es curioso ver comentarios que lejos de aportar en el buen entendimiento de esta danza, se sigue cayendo en la misma discusión sosa donde se jalan de las extremidades al pobre diablo; bolivianos, peruanos y chilenos, como si el infeliz ya no tuviera suficiente el saberse tristemente célebre amo del infierno. ¿Acaso no hemos entendido que este personaje es universal y que no es exclusivo de un solo país?, ¿es tan difícil aceptar que los elementos culturales en zona de frontera no se pueden dividir al antojo de ciertos grupos con intereses propios y de sentimientos mezquinos? La primera expresión de danza donde aparece la figura demoniaca nace al ritmo de zampoñas, he ahí su origen, pues es transición del imaginario indígena que se concreta en música y danza como resultado de los procesos de catequización, el amalgamiento cultural que se produjo en respuesta de la imposición de la religión intru